ADN para el termómetro más pequeño del mundo

Hay noticias que, cuando se leen, parecen ciencia ficción. Sin embargo, son reales como la vida misma. Un claro ejemplo de ello es la innovación que han conseguido un grupo de investigadores de la Universidad de Montreal, en Canadá. Se trata de un termómetro programable de ADN, que es 20.000 veces más pequeño que un cabello humano.

Se trata, por tanto, de un diseño diminuto pero que abre un gran abanico de funcionalidades. Entre ellas, por ejemplo, se encontraría la medición de la temperatura a escalas muy reducidas, lo que tendría múltiples aplicaciones. Por ello, los  responsables del mencionado hallazgo –un grupo de químicos del mencionado centro universitario canadiense– se muestran muy ilusionados ante las posibilidades que pueden llegar a nivel nanotecnológico gracias al nuevo invento.

Se trata de un termómetro que se ha conseguido diseñar gracias a que el ADN no cuenta con una estructura compleja. En este mismo sentido, el grupo de químicos de Montreal –formado por David Gareau, Alexis Vallée-Bélisle y Arnaud Desrosiers– afirman que existen determinadas moléculas que, en los organismos, son utilizadas como nanotermómetros. Y que son estos elementos los que informan a los seres vivos de las posibles variaciones de las condiciones de temperatura.

Precisamente, son dichos nanotermómetros biológicos los que han inspirado a los mencionados investigadores. Unos expertos que han sido capaces de generar varias estructuras de ADN que, como las referidas “moléculas térmicas”,  tienen la capacidad de plegarse y desplegarse de acuerdo a unas temperaturas que previamente han sido definidas.

Así, y gracias a este nuevo avance, son muchas las puertas que se pueden abrir en diferentes ámbitos. Entre ellos, se encontraría, por ejemplo, el de la nanotecnología, el de la biotecnología o el de la biología celular. Incluso, estos diminutos termómetros de ADN podrían acomodarse en diferentes diseños electrónicos e informáticos, con el fin de controlar sus cambios térmicos… ¿Estás preparado para afrontar todos estos retos y avances?