Ratón Gladius: Nuestro veredicto

El nuevo Ratón Gladius  de Asus es un periférico que domina el espacio al instante. Su color acero gris, ergonomía, variedad de botones secundarios, e intensas luces rojas internas, despiertan una poderosa primera impresión. Sus dimensiones y diseño le otorgan un aura futurista; para un gamer enfocado en la victoria absoluta sobre sus adversarios, Gladius significa una herramienta digna de una PC destinada a la batalla. El nombre no es un accidente. Remite a la espada romana usada por los centuriones; un instrumento planeado para la ofensiva digital.

Lo bueno:

  • Ergonomía: El ratón Gladius se ajusta a la perfección a cualquier tipo de mano. Desde los botones con espacios amigables con los dedos, hasta uno de los mejores elementos: plástico antiderrapante en los lados del ratón. La comodidad es uno de los puntos clave para todo gamer, el Asus ROG Gladius triunfa en este rubro sin lugar a dudas.
  • Diseño: Estéticamente, el ratón Gladius es una joya. Es verdad que un gamer amateur o profesional busca el mejor equipo para jugar; sin embargo, la armonía de los elementos (PC, teclado, monitor, mouse, etc.) es un componente que no se puede quedar atrás. Asus garantiza no sólo un excelente ratón de juego, pero también uno que es bastante atractivo a la vista.
  • Velocidad de respuesta: En todas las pruebas realizadas, el ratón Gladius ejecutó su promesa básica con honores. En ningún momento existió lag; los botones siempre respondieron correctamente y el cursor vivió a la expectativa de sus 2000 Hz de tasa de sondeo. De igual manera se comprobó el “sensor óptico ultrarrápido”. Para juegos como Star Craft 2, no se presentó problema alguno.
  • Comodidad: La facilidad para desprender el cable USB es fantástico. La memoria flash integrada es magnífica para aquél que quiere guardar sus perfiles favoritos. A diferencia de otros ratones, los dos botones principales están separados y se pueden programar. En la interface ROG Armoury se pueden especificar efectos de luz, calibrar y planificar cada botón hasta el mínimo detalle.

Lo malo:

  • Diseño y funcionalidad similar por el mismo precio: Con una diferencia ínfima, se puede adquirir el Razer Deathadder, que ofrece más opciones de efectos de luz y 10,000 dpi. No son factores decisivos; sólo una oferta de personalización mayor para el que desee la máxima estética en sus productos.
  • Función diestra exclusivamente: No una falla específica de este ratón Gladius, pero sí una de los periféricos de juego en general, es la poca comodidad para jugadores zurdos. Con el ratón Gladius, es un requisito el usar la mano derecha. Un factor de alerta para los gamers no diestros.
  • Poca velocidad de respuesta en superficies resbalosas: Paradójicamente, la sorprendente velocidad del ratón enloquece en materiales ajenos a los mousepad convencionales. Usarlo en madera, conglomerado u otro “terreno” puede desquiciar al mouse. O se vuelve extremadamente rápido, o muy lento. Una molestia menor que se puede ajustar con un mousepad típico (que todo gamer utiliza de todos modos), o configurando la velocidad de respuesta.

 

Características técnicas:

  • Conectividad: USB 2.0.
  • Tracking: 6,400 dpi sensor óptico / 200 ips, 50g aceleración.
  • Respuesta: 2000 Hz polling rate.
  • Requerimientos de sistema: Windows 8.1, 8 & 7. Mac OS X (10.7-10.9). Conexión a internet para descarga de software adicional.
  • Contenidos del paquete: 1 mouse, 1 x 2 metros cable USB, 1 x 1 metro cable USB, 1 bolsa de ROG, 2 switches Omron, 2 logo stickers Republic of Gamers, 4 mouse feet.