ReFlex: el celular de la pantalla flexible

Parece magia pero no lo es. Se trata de pura realidad. El origen de este avance ha sido el Human Media Lab de la Universidad de Queens, en Canadá, donde varios de sus investigadores han desarrollado un prototipo de celular flexible y con pantalla táctil –al que han denominado ReFlex–, que permitiría cumplir varias funciones con tan sólo doblarlo.

Entre las posibilidades que se abrirán con este nuevo gadget se encontrará, por ejemplo, pasar las páginas de un e-book con un mínimo esfuerzo.

“Los usuarios pueden sentir la sensación de la página en movimiento a través de sus dedos, mediante una vibración del teléfono”, indicaba el responsable del Human Media Lab, Roel Vertegaal.

“Esto permite la navegación sin ojos, haciendo que sea más fácil para los usuarios realizar un seguimiento de dónde se encuentran dentro de un documento”, añadía.

Otra posibilidad sería la de interactuar en diversos videojuegos, como Angry Birds. En dicho programa de entretenimiento, el grado de doblez que se dé a la pantalla definirá la potencia y la velocidad con la que se intervenga en el mismo.

“Esto permite una simulación física más exacta de la interacción con los datos virtuales”, explicaba Roel Vertegaal.

Características

ReFlex todavía consiste en un prototipo sobre el que se tiene que avanzar. No obstante, en el Human Media Lab ya llevan tiempo trabajando en este camino. De hecho, sus avances se han basado en la pantalla flexible OLED, desarrollada por LG, mientras que el sistema operativo utilizado es el Android 4.4. Por otra parte, según han informado desde el centro desarrollador del gadget, en el dorso el nuevo celular existe un sensor de flexión, además de un motor de retroalimentación háptica, que le ayudan a tener las características mencionadas.

De esta forma, el ReFlex “representa una forma totalmente nueva de interacción física con los teléfonos inteligentes flexibles”, explica Roel Vertegaal. Sin duda, este innovador concepto de celular puede abrir numerosas posibilidades, que irán desde un ahorro de espacio físico a diferentes opciones de manejo y comunicación.

Sin embargo, todavía  se deben ultimar todos sus detalles, su diseño y desarrollar aplicaciones específicas –que, entre otras, podrían ser estas–, antes de que el mencionado gadget llegue al circuito comercial. ¿Quizá lo hará en unos meses? Son inescrutables los caminos de la tecnología. Pero determinadas fuentes hablan de entre tres y cuatro años. En cualquier caso, valdrá la pena la espera gracias a las nuevas opciones que se abrirán gracias a ReFlex… ¿Estás dispuesto a utilizarlo?