Tecnología de la NASA para vehículo autónomo

La intención de este automóvil que surge del trabajo en equipo entre Renault-Nissan y la NASA, fusionando tecnología y seguridad, es la de prevenir accidentes provocados por errores humanos; la reducción de tráfico y del consumo de gasolina. El automóvil podrá detectar otros autos, peatones, incorporarse al tráfico a diferentes velocidades, recorrer vías principales, tomar salidas, conducir por la ruta más rápida, incluso ingresar a autopistas de manera segura.

Cámaras, sensores, conexión vía celular y un software originalmente desarrollado para robots interplanetarios son algunos de los elementos que conformaran el futuro de este vehículo autónomo, el cual se presentó durante el pasado Consumer Electronics Show (CES) de Las Vegas.

Sin embargo, aún quedan cuestiones por resolver en un punto crucial: la aceptación de la sociedad, dando por entendido que los componentes tecnológicos deberán reconocer las señales de tránsito, determinar adecuadamente el paso de otro auto, dar la preferencia al peatón en todo momento y saber actuar cuando se cruce algún ciclista en el camino.

Para cumplir con todas estas expectativas de los automovilistas, será necesario algún tipo de inteligencia artificial que pueda sentir y percibir, para poder tomar decisiones acertadas al interpretar todas las variables que existen a la hora de conducir y ofrecer en este vehículo un alto grado de confianza.

La intención no es que el conductor se relaje y se despreocupe por el camino, ya que siempre tendrá que supervisar la conducción del auto y si en algún momento se presenta una dificultad en el camino tomar el volante. Sino recorrer los caminos de manera mucho más eficiente y responsable.

Auto 2